domingo, 28 de abril de 2013

Las Tres Estaciones del Año


Un día llegó un hombre a la residencia de Confucio y encontró a uno de sus alumnos barriendo el jardín. El hombre dijo, ‘Quiero hacerte una pregunta, si me la contestas te haré una reverencia, pero si te equivocas, tú me harás la reverencia a mí’.

El alumno de Confucio aceptó y el hombre dijo, ‘¿Cuántas estaciones tiene el año?’
El alumno, satisfecho, dijo, ‘Cuatro por supuesto’.
El extraño exclamó, ‘¡Ah, te has equivocado! ¡El año tiene sólo tres estaciones!’

Ambos se enfrascaron en una discusión acalorada y finalmente el hombre que defendía las tres estaciones dijo, ‘Preguntemos a tu maestro’, a lo que el alumno accedió de inmediato.

Cuando llegaron ante Confucio, éste les escuchó con atención y al final dijo, ‘El año tiene tres estaciones’.

Su alumno, confundido, no tuvo más que aceptar la respuesta e hizo una reverencia al extraño que, muy contento, por fin se retiró.

Tras perderlo de vista, el alumno se volvió a Confucio y preguntó, ‘Maestro, ¿cómo es que dices que hay tres estaciones en el año en lugar de cuatro?’

Confucio dijo, ‘¿Cómo es que te enfrascas en una discusión inútil como esa?’



VIDEO DEL DÍA


Una animación clásica, originaria de China: Sange heshang  (Tres Monjes), producida en 1980 por Shanghai Animation Film Studio, uno de los estudios pioneros en la animación de este país. El corto, de casi 20 minutos, no necesita de palabras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario