martes, 30 de abril de 2013

RE: FWD: Einstein, Gandhi y el Filósofo de Guemes


El otro día, como nos pasa seguido a muchos de los que usamos internet diariamente y en especial redes sociales, me llegó ese poster de arriba de los que genéricamente se llaman "motivacionales".

Un ejemplo perfecto de una práctica muy extendida en internet. Esa frase no es de Einstein, sino de Baltasar Gracián, un jesuita español del s. XVII que por cierto también dijo que “Saber y saberlo demostrar, es valer dos veces.”

Einstein no es el único nombre que se le pone a cuanta frase se publica en muros virtuales. Otros sellos de garantía son la Madre Teresa, Gandhi, o ya de plano el "proverbio chino", porque ya sabemos que los chinos para todo tienen un dicho. Pero no solamente se usan esas autoridades para poner alguna cita que alguien se encontró por ahí y no supo de quién era, sino para firmar cualquier ocurrencia pintada en alguna barda y darle caché. Es como poner una foto de Sean Connery para anunciar Aguardiente de Don Bucho. 

Es comprensible que en estos tiempos en que la gente habla en exabruptos de 140 caracteres (yo también lo hago), todo mundo quiera decir algo significativo, y lo más fácil para eso es repetir algo inteligente que alguien más ya dijo. Todo eso está muy bien, pero por lo menos habría que hacer el esfuerzo de hacer bien la cita citable, como nos decía el Selecciones. Si toda la vida ha sido una habilidad deseable y muestra de cultura el citar correctamente una frase que venga a cuento en la conversación, ¿porqué justamente hoy que tenemos toda la información a un click de distancia, tendríamos que empezar a hacer revoltijos y a degradar el conocimiento en vez de aprovecharlo?

La persona que puso ese poster me contestó que bueno, OK es de Gracián, pero la frase de todas formas hace un punto válido, y que me deje de ser quisquilloso. Y LOL ó algo así. Ó WTF. Ya saben.

La frase es válida, como lo son muchísimas de esas frases  de autor cada vez más incierto, que flotan de muro en muro y de tuit en retuit, como un teléfono descompuesto futurista, captando la atención de los internautas por diez segundos antes de pasar a la siguiente imagen de un gato con mala gramática ó el meme de la semana. La idea nutre y ¿cuál es el daño? 

Pero digo yo: daño así lo que se dice daño, no hay mucho que digamos si es que no nos gusta la historia y el contexto de las cosas, pero aunque el estómago de todas formas pueda hacer su trabajo, ¿por qué en aras de la sola digestión deberíamos echar a perder el gusto? ¿Por qué ignorar la cultura y el correcto discernimiento de la forma en que el hombre ha ido construyendo frases ideas a lo largo de la historia y de la geografía? No ponemos salchichas y plátanos en la licuadora, y tampoco deberíamos terminar diciendo (o posteando) cosas como: 

Un ejemplo extremo me llegó a mi correo el otro día: un archivo de esos multimedia hechos en PowerPoint, con 100 frases 100, del Filósofo de Güemes. El Filósofo es un personaje mitad mítico, mitad basado en dos ó tres residentes de Tamaulipas en el s. XIX, famosos por sus dichos entre agudos, irónicos y desparpajados, lo que llamamos "sabiduría de pueblo". Pero este archivo de 100 frases, de plano quiso hacer de su autoría cosas de lo más disímbolas, desde proverbios budistas hasta chistes políticos y frases obviamente contemporáneas. Puse la clasificación de estas frases con algunas fuentes originales en este archivo, como muestra de esta moderna terquedad por no saber ni querer saber:


Por otro lado me parece revelador que cuando usamos la frase "Filosofía China", se piensa en Confucio ó Lao Tse; si decimos "los griegos" hablamos de Sócrates, Platón, Aristóteles y muchos otros; si mencionamos a los Filósofos Alemanes, vienen a la mente los nombres de Kant, Heidegger ó Nietzche. Pero si usamos la frase "filosofía mexicana"… bueno, um. Pues la verdad es que por lo general no pensamos en ni intentamos implicar a Antonio Caso, Gabino Barreda o José Vasconcelos, sino… al tipo de expresiones que asociamos con el de Guemes.






VIDEO DEL DÍA


La Pantera Rosa es la mejor caricatura de todas (hasta antes de que sacrílegamente la hicieran hablar). Está más allá del bien y del mal. Una mezcla de la creatividad del cine mudo con el surrealismo de los sesentas, y aderezada con excelentes bandas sonoras de jazz. He aquí un capítulo muy disfrutable de 1969, genial por su acción sin pausa y una musicalización impecable de Doug Goodwin, basado como siempre en el tema de Henry Mancini:

3 comentarios:

  1. Es correcto lo que dices que un daño como tal no esta hecho al citar a una persona que no dijo la frase, pero lo ideal seria que se le otorgara a cada persona lo que cada persona hizo.

    Alfonso Reyes no entra también como filosofo ? o el se queda como literatura ? desconozco mucho de el y de su obra.

    Saludos !

    Gonzalo Baxter E.

    ResponderEliminar
  2. Alfonso Reyes me parece que no lo podemos incluir, no porque no filosofara sino porque más bien era un comentarista de muchas corrientes, entre las cuales lo que más le gustaba y en lo que estaba más versado era los griegos clásicos. Pero no propuso una visión filosófica como tal, aunque sí una filosofía de la estética y del lenguaje.

    ResponderEliminar
  3. ME ENCANTO MUCHÍSIMO ESTAS FRACES Y LA PÁGINA WEB 😗

    ResponderEliminar