viernes, 3 de mayo de 2013

Conocimiento en el Siglo 21, Parte 1: Los nerds se vuelven cool


Una de las cosas más signficativas que ha traído consigo la era del internet, es el hecho de que ser nerd se ha convertido en algo si no universalmente deseable, sí por lo menos mucho más respetado que en décadas anteriores, cuando ser un gusano de biblioteca era motivo de mofa en la cultura popular de Occidente: de hecho la palabra nerd se hizo más popular a raíz de la película de 1984, Revenge of the Nerds, en la que en general los pintaban así:



Bill Gates y otros como él han hecho cool este término, aunque sea simplememte por la expectativa de ganar dinero por serlo. Los nerds junto con los geeks han saltado a la popularidad de forma definitiva: ambos describen de forma nebulosa a gente entusiasta de la ciencia y el estudio, fans de pasatiempos cultos y de cosas como cómics, libros de fantasía, modelaje de trenes… en fin, todas las preconcepciones están listadas y explicadas en la también muy popular serie Big Bang Theory, donde estos nuevos héroes-geniecillos son la parte central de la historia y no un mero recurso cómico al lado del protagonista.

Otra razón es que el internet ha creado una nueva forma de llegar a mercados nicho. Nerds y geeks son redituables: le han hecho ganar mucho dinero a Hollywood. Basta ver la cantidad de películas de superhéroes y de fantasía de muy alto presupuesto que son producidas cada verano, algo que era impensable hace algunas décadas. De nuevo, razones de dinero, pero las cosas no se quedan ahí:

Esta prominencia y redituabilidad ha ido haciendo - quizá en parte sin quererlo - que el saber en sí mismo se halla hecho admirable, deseable y lo más importante: que se busque activamente. Es pasmosa la cantidad de sitios en internet con excelente contenido de aprendizaje de la ciencia, y su popularidad es más que bienvenida. Están por ejemplo los fantásticos sitios de instituciones respetadas como Science, la NASA, e Investigación yCiencia (la versión en español de Scientific American), pero también hay sitios creados bajo la égida del siglo 21 y con ‘mentalidad de internet’ como The Naked Scientists, How Stuff Works, Learn Something Every Day, e Information is Beautiful, que son sitios de introducción a las ciencias y la tecnología, realmente enciclopédicos.  


Luego están otras iniciativas como TED, que aprovechando la importancia del video, divulgan mini-conferencias donde se explican nuevas ideas y propuestas en las que científicos, activistas y artistas de todos el mundo se hallan trabajando. O bien sitios como We Come From the Future, que mezclan conocimiento y humor geek; el canal independiente Minute Physics que muestra conceptos de física a través de videos cortos en YouTube, o la página I Fucking Love Science, que da bits diarios de conocimiento a través de Facebook y se ha vuelto extremadamente popular con 5 millones de ‘Likes’ al día de escrbir esto.



Y como dije más arriba, incluso el humor se vuelve nerd. CRACKED, uno de los mejores y más populares sitios de humor en internet, con más de 3 millones de visitas diarias, basa casi la mitad de sus artículos en investigación histórica, científica y tecnológica, y tiene una estricta política de revisión de datos con sus colaboradores. 

Sin embargo, estoy hablando mayoritariamente del internet en inglés. En español, y más específicamente en México, esta nueva cultura de lo nerd no ha permeado aún a ese nivel, a pesar de los obvios avances que hay. Seguimos inmersos en ese desprecio histórico de la ciencia y sesgados al amor afrancesado a las humanidades desde las épocas de don Porfirio. Y aunque el entusiasmo por la literatura y las humanidades se manifiesta en excelentísimas iniciativas como La Dichosa Palabra - ese programa de divulgación cultural que acaba de cumplir 10 años en el Canal 22 y que espero que cumpla muchos más - no encontramos aún un equivalente en la parte científica, y tenemos que seguirnos conformando con las emisiones de EUA a través de la televisión de paga. 

Ojalá un día de estos podamos ver videos de niños mexicanos como el de este niño estadounidense de 9 años que se pone a discutir casualmente lo que piensa del origen del universo:



VIDEO DEL DÍA

El Proyecto Genográfico, patrocinado por National Geographic, es una de las iniciativas más apasionantes desde que la ciencia pudo decodificar el ADN humano: es un proyecto que lleva analizadas cientos de miles de muestras de personas en todo el mundo con el fin de reconstruir y entender cabalmente la historia de la evolución y los movimientos migratorios del hombre a través del tiempo: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario