viernes, 31 de mayo de 2013

¿De qué somos dueños?




  Sólo hay dos cosas en este mundo 
  de las que somos dueños realmente:
   de este momento,
   y de nuestra decisión de qué hacer con él.


Arnold Bennett (1867-1931) fue un escritor inglés de humor agudo y grandes poderes de observación de la condición humana. Escribió mucha novela, de las cuales la más famosa es “Cuento de Viejas” (The Old Wives Tale), la historia de 70 años de la vida de dos hermanas muy diferentes entre sí. También escribió un libro bien conocido en inglés, “Cómo Vivir con 24 Horas al Día”, donde están las siguientes reflexiones:

  “He visto un ensayo llamado ‘Cómo vivir con ocho chelines a la semana’, pero nunca he visto uno que diga ‘Cómo vivir con 24 horas al día’. Se ha dicho que el tiempo es dinero, pero es mucho más que eso: no importa qué ingresos tengas, no puedes comprarte un solo minuto de tiempo más de los que yo tengo, o de los que un gato al lado de la chimenea tiene…

  El tiempo es la materia prima de la existencia: con él todo es posible, sin él, nada lo es. La cantidad de tiempo disponible es en verdad un milagro cotidiano cuando lo examinas. Te despierta en la mañana y mira, tu bolsa está llena con 24 horas de ese tejido del universo de tu vida. Es tuyo. Es la más preciosa de las posesiones y te es dado de una manera tan singular como su naturaleza misma.  Nadie te lo puede quitar, no puede ser robado, y nadie reciba ni más ni menos de lo que tú recibes.

  ¡Esto es en verdad democracia! Hablando del tiempo, no hay aristocracia, ni genio que valga: a nadie se le concede una hora extra, no importa su capacidad ni su fortuna. Y tampoco hay castigo; desperdícialo todo cuanto quieras, que mañana volverás a tener la misma cantidad. Ningún poder misterioso dice: ‘Este hombre es un necio, no se merece el tiempo que se le da, hay que acortárselo’. Siempre se te vuelve a dar, el pago es diario, no hay domingo que interrumpa su otorgamiento. Además, no puedes entrar en deuda con él: no puedes tomar del futuro para usarlo hoy. Lo único que puedes malgastar es el momento presente; no puedes malgastar el mañana, el mañana te estará esperando intacto…

  Pero tienes que vivir con estas 24 horas al día: sacar toda tu vida de ese espacio. Su buen uso, su uso efectivo es una cuestión de la más alta prioridad y lo único realmente urgente. Todo depende de eso…  Uno no desgracia por completo su vida si no puede vivir con mil libras al año, pero sí la desgracia si no puede usar bien sus 24 horas del día. ¿Quién nunca ha dicho: ‘Voy a hacer esto o aquello, en cuanto tenga un poco más de tiempo?’

   Nunca tendremos más tiempo. Tenemos - y siempre hemos tenido - todo el tiempo que existe.”


VIDEO DEL DÍA


En diciembre del año pasado murió Fyodor Khitruk, animador y director ruso, pionero de su arte durante los 50s y 60s. ‘The Man in the Frame  (El Hombre en el Cuadro) de 1966,  es una de sus obras más famosas: una animación de 10 minutos, sin palabras, en la que hace una fina disección de la vida inútil de un hombre que sabe bien lo que quiere:

1 comentario:

  1. Me gusta mucho esta reflexión, me recuerda a una frase que dice mi abuelo "A descansar ... a la tumba!" y me hace pensar que el tiempo que tenemos es preciado y lo debemos de aprovechar al máximo, por eso yo los invito (a los que lean este comentario) a que tomen conciencia acerca de lo que hacen en sus días y si realmente es lo que desean hacer.

    Saludos !



    ResponderEliminar