jueves, 25 de julio de 2013

Guía para paranoicos, Parte II



Hanna-Barbera. Via Maggie McNeill

Decíamos que algo (o mucho) tiene de cierta la preocupación moderna por el estar constantemente espiados. Después de todo, ni el Big Brother de la novela de Orwell hubiera imaginado la extensión del espionaje que tenemos hoy en día; con unos cuantos clicks y una conexión de internet podemos hacer lo que los espías de antaño tan sólo podían soñar: buscar datos personales, registros criminales, números telefónicos, espiar las computadoras de alguien más… y el gobierno de EUA puede directamente escuchar cualquier llamada que desee. Y encima de todo eso, los Reality Shows van más allá todavía, porque convencen a la gente de convertirse voluntariamente en la indigna, degradada estrella del Truman Show.

Pero todo eso es del dominio público, hasta son notas aburridas. ¿Quiere una nueva razón para que no se le acabe la paranoia, o por lo menos para seguir sorprendiéndose? Aquí van cinco más:


SU CELULAR PUEDE SER HACKEADO CON APPS EN DONDE MENOS LAS ESPERA

Oh, no. ¿Más invasiones al celular? ¿No habíamos tenido suficiente con las del artículo anterior?

Jaja, no.

Y no ayuda para nada el saber que hasta los mismos hackers, en una convención de hackers, fueron engañados con este método. En la convención de seguridad DefCon 2011, alguien que quería probar su punto instaló en el lobby del edificio un bonito e inocente quiosco para recargar celulares. El lector ya imaginará a dónde vamos con esto…

Resulta que el quisco en efecto, cargaba la batería de los celulares que se conectaban, con el pequeño efecto secundario de descargarles virus al mismo tiempo. Lo bueno fue que el responsable de esta salvajada era una empresa de seguridad, y el virus que descargaba era una advertancia para “ser más cuidadosos”. OK, gracias. Y también gracias por darles más ideas a un montón de ciber-villanos.

Como si no tuvieran ya bastantes.

Sólo como dato curioso: fueron 360 personas - que se dedican a la seguridad tecnológica - las que cayeron en la trampa en 3 días. En UN hotel.


SU CELULAR PUEDE SER HACKEADO… SIN NECESIDAD DE APPS

“Muy bien, enterado. Siempre salir con el celular cargado, no dejarlo cerca de la computadora, no descargar cosas más que del Apple Store…”

A ver, querido lector. Vaya y lea de nuevo el título del artículo. Y ya vamos en la segunda parte, así que ni se moleste. Su celular no necesita de ninguna interacción con nada ni nadie en absoluto, para poder ser interferido. 

Otra vez, un villano maligno investigador de una universidad, esta vez la de Luxemburgo, descubrió la forma de realizar “ataques aéreos” a celulares, interviniendo directamente la función del procesador de radio, lo que en español significa que se usa un aparato que HACE CREER AL CELULAR QUE ESTÁ CONECTADO A UNA RED VÁLIDA, cuando en realidad está conectado a una red generada por el espía. Y con eso, se puede monitorear y espiar todas sus comunicaciones (incluyendo las funciones de cámara, en algunos modelos) al 100%.

O sea que básicamente, este equipo espía reproduce la función de una torre de comunicaciones. ¡Seguramente no es fácil de hacer, y debe ser carísimo, y… !



SU LAPTOP… LO ESTÁ OBSERVANDO

Desde que veíamos a Dick Tracy ó a Los Supersónicos, soñábamos con el ‘videófono’. Junto con los coches voladores, las computadoras superinteligentes que seguían usando letras verdes sobre fondo negro, y la moda de usar unitardos plateados ( ¿? ), eran una imagen recurrente del futuro.

Pues bien, ya lo tenemos. O sea el videófono, no el futuro prometido. Y la verdad sea dicha, no hicimos tanto aspaviento cuando finalmente llegó. Se ha hecho una cosa más bien trivial, y a veces lo desconectamos porque alenta mucho la llamada. Pero en fin, la cosa es que ya nuestras laptops vienen con camaritas integradas sobre el monitor, para que la otra persona pueda ver nuestra cara de recién levantados después de una noche de bacanal.

O para que la active alguien desde una locación remota para espiarnos, por supuesto.

Hay todo tipo de programas que se pueden descargar gratis, para hacer esto. No pondré los websites porque me dirijo a mis lectores paranoicos, no a los pervertidos. Pero un voyeurista de Florida se dedicó a hacer eso en 2008: como se dedicaba a arreglar laptops, les ponía ahí un programa que luego controlaba de su casa, en la esperanza de capturar imágenes de sus víctimas con poca ropa.

Pero esta técnica no se limita a los pervs: en el 2010 una ESCUELA en Pennsylvania fue descubierta haciendo lo mismo. La escuela le dio laptops a sus alumnos sin decirles que había instalado un programa de espionaje de video.

Así que, ¿por qué no practicar algunos sketches, o esa canción de Justin Bieber que tan bien le sale? Igual puede convertirse en la nueva sensación del internet…


EL MEDIDOR DE ELECTRICIDAD: UN ESPÍA QUE NO SE PUEDE EVITAR

¿El medidor? ¿Cómo, la cosa esa redonda que está ahí afuera de la casa contando kilowatts o lo que sea? ¿Cómo puede ser un espía?

Por favor, estamos en el futuro. Todo aparato pueden y será usado en su contra, es como el sueño de Skynet. Hay una nueva tecnología que se llama NALM y que quiere decir “Monitoreo No-Intrusivo de Carga Eléctrica de Aparatos Domésticos”. 

Traducción: se puede monitorear no sólo la cantidad de electricidad que usa en su casa, sino la ‘firma’ eléctrica de cada aparato: el refrigerador, por ejemplo, emite una señal de consumo diferente de la computadora, y así con todos los aparatos.

De modo que monitoreando estas fluctuaciones, se puede saber con exactitud qué aparatos usa y por cuánto tiempo. En Japón ya hay una red de computadoras que deducen por este medio, cuánto tiempo ve TV, cuánto tiempo usa la laptop, cuánto tiempo está en el baño…

El único consuelo es que esa tecnología aún no puede derrotar a un diablito de 10 pesos.


EL CELULAR NO SÓLO ES UN ESPÍA, SINO QUE TE CONTROLA LENTAMENTE…

Así que finalmente llegamos a lo bueno: control mental puro y duro:

Al parecer todavía falta un poco para llegar a eso - y no creo que sea por falta de ganas de intentarlo - pero lo que ya empezamos a ver es que, aún sin una misteriosa agencia de gobierno mandando mensajes de “OBEY!”a través de sus nefastos satélites, el celular por sí solo basta y sobra para hacernos cosas raras.

Por ejemplo, se han hecho estudios para demostrar qué tanto puede distraernos un celular. Y la respuesta es, MUCHO. ¿Cuánto es mucho? Pues tanto como NO NOTAR a un payaso en uniciclo haciendo malabares enfrente de uno. Otro estudio demostró que los celulares ‘llevan’ el stress del trabajo a la casa, y a cualquier lado a donde uno vaya, porque el aparato hace que ya no haya separación entre las diferentes cosas que hacemos.

Pero quizá el más extraño fue un estudio en Alemania que parece demostrar que el sólo hecho de marcar números en el celular afecta nuestro estado emocional, porque vamos relacionando inconscientemente los números con las palabras que saldrían si estuviéramos ‘texteando’. En el estudio, pideron a los voluntarios teclear diferentes números, o simplemente verlos escritos, y decir qué números les parecían más agradables. El número más agradable fue el 5683, que es el que deletrea ‘Amor’ en alemán, y el más desgradable fue el 26478, que deletrea ‘Miedo’.

Yo por eso ya puse un letrero sobre mi escritorio que dice: 73525283

¡Relájate!


VIDEO DEL DÍA


Crac! Es un cortometraje animado de que ganó el Oscar en 1981. Fue escrito y dirigido por Frederic Back, y muestra la melancólica historia de un árbol que se convierte en mecedora, y es testigo de la evolución de la ciudad de Montreal:

No hay comentarios:

Publicar un comentario