miércoles, 31 de diciembre de 2014

Otro pensamiento para despedir el año


Ilustración por Simonus18


Objetivamente, a menos que lo haya escogido para casarse ó que en este día nazca su bebé, es un día como cualquier otro. Es arbitrario.

Pero es un símbolo de esos que necesitamos: porque como sabemos, no sólo queremos verdades, sino sentido. Es un significante en lo social y en lo individual, que usamos como proyección, como propósito, como reconocimiento de que las cosas van y vienen, y vuelven. Un anhelo de que podemos ir más allá, intentar de nuevo, olvidar, recordar, mejorar. 

Es una posada a mitad del camino en la que los viajeros llegan de noche, se refugian de la tormenta y del cansancio, abren toda las botellas que pueden e intercambian historias y carcajadas, burlándose de lo que les espera ahí afuera y de los peligros que han vencido; dándose ánimos, bravuconeando felices. 

Es una fiesta, y debe serlo. Porque estamos aquí y eso se celebra; porque algunos ya no están pero siguen con nosotros en nuestros pensamientos y acciones; y porque aunque siga lloviendo allá afuera, podemos recogernos esta noche en la posada con los otros viajeros, y beber y hacer algarabía, y retar al universo por unos momentos.




VIDEO(S) DEL DÍA


La Royal Society de Londres es una de las asociaciones científicas más prestigiosas del mundo, y este diciembre han hecho esta compilación de videos en su canal de YouTube, con las noticias de ciencia más relevantes del año, desde ingeniería hasta biotecnología. Vale la pena verlos:







No hay comentarios:

Publicar un comentario